Dansk Deutsch English Español Français Italiano Polski
 
 
LOS   ORIGENES   DE   LA   SOCIEDAD   RAYMENT
 
 
La primer tentativa conocida de llevar a cabo alguna investigación general sistemática del apellido Rayment se hizo en los sesentas por el ya fallecido John Leonard Rayment de Ongar en Essex, Inglaterra. Muchos de los manuscritos originales de las investigaciones realizadas están ahora en posesión de la Sociedad. El interés de John en la historia de la familia parece haber comenzado con sus esfuerzos de rastrear su propios ascendientes de apellido Rayment, pero esto parece haberse transformado rápidamente en un interés en todos los aspectos de la genealogía. El llega a ser primero director, y luego presidente de la Sociedad de Essex para la Historia de la Familia, además de haber sido miembro fundador de la Sociedad de la Historia de la Familia del Este de Londres y de nuestra Sociedad. Fue elegido también miembro de la Sociedad de Genealogistas por sus servicios a la genealogía y, como resultado de este y sus compromisos en el dictado de conferencias, junto con el trabajo en su libro acerca de Inscripciones Monumentales, no tuvo posibilidades de llevar a cabo mucha investigación adicional en la historia de la familia Rayment.

Fue a principios de los ochenta que un grupo pequeño de personas no relacionadas entre si: David Rayment de Bristol, Roy Rayment de Romford, Sylvia Bailey de Billericay y Michele Snook de Heathfield, quienes habían estado investigando individualmente a sus antepasados de apellido Rayment, decidieron cooperar amalgamando la información que habían obtenido, y organizando toda su investigación adicional para evitar cualquier duplicación del esfuerzo.

Con el beneficio del consejo de John Rayment y mucho trabajo dedicado realizado por este grupo, en esta década creció la cantidad de información que fue reunida y cotejada. Fue en estos principios que la actual Sociedad Rayment creció, al grupo original se unieron varios otros investigadores interesados para así formar la Sociedad a comienzos de 1991, John Rayment se convirtió entonces en su primer presidente hasta su inoportuna muerte de un ataque al corazón a posteriori ese mismo año.

En 1994 la Sociedad inauguro un boletín telefónico de noticias grabadas llamado Newsline. Aunque bastante popular al principio, llegaría a serlo aún más con la introducción, en agosto 1996, de la característica de Noticeboard, que ofrece a miembros la oportunidad de hacer anuncios y pedidos de ayuda. Newsline se ha desarrollado continuamente y se ha expandido a la luz de la experiencia ganada en su operación, y es quizás uno de los mas apreciados de los muchos servicios actualmente disponibles para los miembros de la Sociedad, casi con seguridad se trata del único servicio de este tipo en operar en cualquier lugar de Europa.

Durante los siguientes años la Sociedad comenzó gradualmente a ampliar su investigación para incluir las variantes más comunes del apellido Rayment tal como Raiment, Raymant, Raymond y Raymont. Como resultado de esta y de investigaciones subsiguientes, los registros de la Sociedad ahora abarcan más de veinte variantes conocidas.

Desde que el principio, ha habido un núcleo de voluntarios dispuestos que continuamente han contribuido con mucho de su tiempo, esfuerzo y dinero a la Sociedad para sostener su norma original de evitar la introducción de cuotas de asociación y de honorarios para servicios, porque se pensó que tales cargas podrían disuadir a muchas personas de unirse a la Sociedad.

Sin embargo, hacia fines de 1997, con el aumento constante del número de asociados, sumado a un aumento masivo en el gasto en el trabajo de investigación y costos de impresión , llegó a ser cada vez más evidente que los voluntarios, muchos de los cuales para entonces se habían jubilado, no podrían seguir financiando la Sociedad enteramente con sus propios recursos. Varias otras fuentes de financiación incluyendo patrocinios fueron intentadas sin ningún resultado, y así fue que la Reunión General de febrero 1998, tomo, muy a su pesar la decisión de introducir un honorario de inscripción para miembros nuevos y una cuota pequeña de asociación, para ayudar a pagar el costo de funcionamiento de la Sociedad.

En febrero 1998 la Sociedad (a través de su presidente) llegó a ser miembro completo de El Gremio de Estudios de Un Nombre y ahora espera con ansia llegar a ser miembro de La Federación de Sociedades de Historia de Familia y a la posibilidad de lograr la posición de una Caridad Registrada.

Se esta trabajando actualmente en computarizar la mayor parte de los archivos de la Sociedad y algunos de los registros más importantes están ahora disponible on line para los miembros.
 
 
Atrás